0

Coles de Bruselas por un tubo

No voy a mentir, ni con esta receta he conseguido que mis hijas coman coles de Bruselas. Pero sí todos mis amigos, incluso los que no comen más verduras que alguna tira de lechuga que se cuela en su big-mac, y han flipado.
Creo que las coles de Bruselas son una verdura que va ganando adeptos, vamos que va a ser trending topic como lo fue la muy digna alcachofa. 

Me encantan hervidas y servidas con mantequilla, pero si las queréis elevar de nivel de verdad, hay que probar esta receta:

Coles de Bruselas con bacon y pasas

200 gramos de bacon, picado
Unos 500 gramos de coles de Bruselas limpias
1 buen puñado de pasas
Sal y pimienta negra recién molida
2 cucharaditas de vinagre balsámico

Se cortan en cuartos las coles. Esto lleva un rato, así que también podéis picarlas en un procesador de alimentos (thermomix por ejemplo).

Se pone una amplia sartén a fuego medio con un chorro de aceite y se añade el bacon, friéndolo (removiendo ligeramente), hasta que empiece a quedar crujiente, unos 5 a 8 minutos.

Se añaden las coles y las pasas a la sartén; salpimentar al gusto. Se pone a fuego medio y se deja cocinar sin remover  hasta que las coles y los higos queden tiernos unos 5 a 10 minutos. Se sube la temperatura y se cocina (removiendo un poco) hasta que se doren un poco las coles (otros 5 a 10 minutos). Añadir el vinagre al gusto, y ajustar el punto de sal.

20150122-155612-57372798.jpg

20150122-155613-57373655.jpg

20150122-155614-57374530.jpg

0

Cómo llevar 50 cupcakes a una fiesta o quién me manda meterme en esto…

Me comprometí el otro día a llevar 50 cupcakes a un evento. Hacerlos es una cosa, decorarlos con un frosting sencillo otra, pero es que bajarlos a la calle, caminar hasta el coche, meterlos en el maletero, transportarlos 10 km, etc. sin que acabaran como una película de Tarantino era lo que más me agobiaba.

Hasta que el frutero me salvó la vida. Tengo bandejas chulísimas para llevar cupcakes pero no dan para tanto. Ahora si tengo que hacer un montón de galletas, pasteles, sandwiches, lo que sea, me paso por la frutería más cercana y le pido unas cuantas cajas y listo!

20150122-152516-55516511.jpg

1

Ingredientes secretos

Yo no iba a ser esa madre. No, yo no iba a tener que buscar tretas para que mis hijos comieran verduras. Hasta los 2 años, Olivia se comía los purés a cucharadas pero luego ya vino la fuerza del “no” y las temidas palabras “no me gustan las verduras”. Horror! Yo que sueño con coles de Bruselas y brócoli, no puedo tener una hija que diga que no le gustan las verduras…  5 raciones de frutas y verduras al día? El kétchup y la mermelada cuentan verdad?

Y luego vino Amelia, que no es que ya no le gustaran las verduras, es que no le gustaba nada de nada. Pero bueno, esa es otra historia.

Así es que me puse la busca de recetas en las que puedo colarles verduras. Y estos brownies contienen medio vaso espinacas cocidas y medio vaso de zanahorias (o calabaza) cocidas! Y juro que no se nota nada. Es que además están buenos! Además, no llevan mantequilla y sólo contiene claras de huevo así que casi no tienen colesterol. No es el típico brownie meloso si no que parece más bizcocho, pero hay que probarlo. Yo lo hago con harina de avena (certificada sin gluten) para que no tenga gluten pero se puede utilizar la misma medida de harina de trigo.

Sé que no es la mejor manera de que se amplíen sus paladares y que aprecien las verduras en todo su esplendor pero cuando tu hijo está en racha de sólo comer arroz blanco y macarrones sin salsa, te desesperas un poco no?

Por cierto, hay que dejar que se enfríen completamente para que no sobresalga el sabor de las verduras.

Ingredientes
85 gramos de chocolate negro

120 gramos de puré de zanahoria (o calabaza)

120 gramos de puré de espinacas
100 gramos de azúcar de caña integral
25 gramos de cacao en polvo
28 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharaditas de extracto de vainilla
2 claras de huevo grandes
85 gramos de harina de avena sin gluten (también se puede hacer con harina de trigo)
1/2 cucharadita de bicarbonato Royal
1/2 cucharadita de sal

instrucciones
Precalentar el horno a 180°. Untar un poco de mantequilla en el molde.

Fundir el chocolate al baño maría o en un cazo a baja temperatura (el chocolate se quema con facilidad).

En un bol grande, se combina el chocolate derretido, los purés de verduras, el azúcar, el cacao en polvo, la margarina y la vainilla. Se bate hasta que esté suave y cremoso, de 1 a 2 minutos.

Ahora se añaden las claras de huevo que se baten bien (mejor con varillas). Finalmente se incorpora con una cuchara de madera la harina, el bicarbonato y la sal.

Se vierte la mezcla en el molde y se hornea unos 35 minutos. Antes de cortar en bloquecitos se deja enfriar completamente en el molde.
brownie con sorpresa

0

Funda para móvil personalizada

Es casi imposible conseguir una foto de familia buena. O no quieren posar, o se mueven o simplemente te olvidas de que tú también puedes salir en alguna foto… Esta funda es de Tiger, viene con varios diseños para hacer con punto de cruz. Un bigote, un pingüino, etc. Pero hace tiempo que vi un proyecto de punto de cruz en pinterest que quería probar.
Así que foto de familia de funda para el móvil!

20141020-151604-54964245.jpg

0

Trail mix cookies (para María)

Trail mix cookies

Por favor no me dejéis sola con una bolsa de frutos secos en ninguna caminata. Con la excusa de lo buenas que son para la salud, al poco me iré rezagando mientras intento picar y caminar sin tropezar, finalmente me caeré pero, lo más importante, rebuscaré hasta la última avellana y nuez, dejando sólo las pasas. Mejor comer galletas Trail Mix.

Las galletas Trail Mix son suaves y están cargadas de avena con una interesante mezcla de salado-dulce, con nueces y frutos secos y también chocolate. No vayan a ser demasiado sanas… Son también la mejor motivación posible para ir de excursión aunque no hace falta tener excusas para hacerlas.

No son galletas crujientes, si no estilo americanas. Algún día encontraré una buena traducción para la palabra “chewy” que no sea “masticable”, que parece que te estás refiriendo a una aspirina y no a una jugosa galleta que no te parte la mandíbula.

1 vaso de copos de avena
1/2 vaso de harina de trigo integral
1/4 vaso de harina de trigo normal
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de canela
1/4 cucharadita de bicarbonato
110 gramos de mantequilla derretida y enfriada (para no manchar tanto se puede derretir directamente en un bol grande)
1 huevo tamaño L
2 cucharaditas de vainilla
1 vaso de azúcar morena
1/2 vaso de pasas o arándanos secos (opcional)
1/2 vaso de pipas peladas
1/4 vaso de nueces o almendras en trozos (siempre sabrá mejor si previamente se tuestan al horno)
1/4 vaso de chips de chocolate

(el vaso es igual a un “cup” americano, como un chato de vino)

Precalentar el horno a 180 grados
En un bol, se mezclan las harinas, bicarbonato, canela y avena.
En el bol grande, se mezcla con unas varillas la mantequilla con el huevo y la vainilla. Se incorpora el azúcar hasta que no queden grandes pegotones.
Se añade la mezcla de harinas mezclando lo justo (el bicarbonato dejaría de hacer efecto se se mezcla de más)
Con la ayuda de una cuchara de helado, hay que poner bolas en la bandeja separadas unos 4 cm entre sí.
Se hornean unos 12 a 16 minutos, cuando empiezan a dorarse pero están todavía bastante blanditas y sin hacer (se harán un poco más mientras se enfrían en la bandeja).

Se pueden congelar antes de hornear.