0

Crackers de alpiste (o galletas de semillas). Sin gluten ni harinas

Estas galletas crujientes son facilísimas de hacer. Son súper adictivas, pero también nutritivas y saciantes.

No llevan nada de harina ni huevo ni lactosa. Es la chía la que aglutina la masa. Estas semillas sueltan una especie de gel cuando se dejan a remojo.

Nutricionalmente estas galletas son ricas en fibra, ácidos grasos omega 3 y proteínas vegetales, pero bajas en carbohidratos y sin azúcar. Por lo tanto, ayudan a reducir la sensación de hambre y liberan energía de forma más constante sin producir picos de glucosa.

Son ideales como tentempié, o para acompañar el aperitivo (con humus o guacamole por ejemplo), y a los niños también les encanta.

Ingredientes

½ taza de pipas de girasol
½ taza de semillas de calabaza
¼ taza de semillas de sésamo
¼ taza de linaza
¼ taza de semillas de chía
½ cucharadita de sal
1 taza de agua
1 porción de escamas de sal marina (para espolvorear)

Instrucciones:

1. Primero se ponen todos los ingredientes salvo la sal en escamas en un bol. Se mezcla bien y se deja así a remojo unos 15 minutos.

2. Calentar el horno a 170C.

3. Se coloca papel de horno en una bandeja y se extiende unas gotas de aceite para que no se pegue. Se extiende la masa para dejar una capa finita, unos 4mm de grosor.

4. Se espolvorea con las escamas de sal y se hornea durante 25 minutos. Ojo porque cada horno es diferente y es fácil que se queme.

5. Ahora, hay que sacarlo del horno y darle la vuelta quitando el papel de horno (ya no se pegará a la bandeja) y a continuación, se vuelve a meter al horno para que se dore y quede  crujiente unos 12 minutos.

6. Se saca del horno y se deja enfriar una media hora para después romperlo en trozos directamente con las manos.

Guardado en un recipiente hermético, aguantaría varias semanas si no nos lo comiéramos en cuestión de días…!.

0

2 recetas seguidas de bizcocho de plátano

¡Hola!

Espero que estéis disfrutando de esta semana! Por ahora, este mes de septiembre va fenomenal… las niñas están de vuelta al cole y encima en el mismo! Con lo cual ya hemos vuelto a una rutina. El verano era un desafío tratando de trabajar y a la vez encontrar cosas que hacer con las niñas y no caer en la tentación de plantarlas delante de la tele! Pero ahora, viento en popa.

Las niñas se tienen que llevar una merienda al cole (también se llevan la comida) y me gusta que se lleven algo casero pero no pueden llevar nada que contenga nueces… Pero es la excusa perfecta para entrar en la cocina y ponerse a hornear!

Una de nuestros dulces de primera necesidad por aquí es el bizcocho de plátano. Esta receta no tiene gluten, pero es que me parece que sale mejor que otras recetas que había hecho anteriormente con gluten. El bizcocho de plátano que hice anteriormente con harina de coco está muy bueno pero es un poco más trabajoso que esta receta y además, tampoco se pueden llevar coco al cole porque es una nuez!

Esta receta es muy, muy simple, y tiene el sabor y la textura del pan normal de plátano.

Si no os preocupa el gluten, la harina de arroz integral se puede sustituir por harina integral de trigo. Pronto probaré con harina de maíz que es la que suele tener la gente. No es mi harina favorita, porque nutricionalmente es un cero pero además a veces confiere un sabor metálico y un regusto raro en la lengua. Quizá aquí pueda funcionar porque es muy poca cantidad.

Ingredientes

  • 100 gramos de harina de avena (yo trituro 100 gramos de copos de avena en la thermomix)
  • 40 gramos de harina de arroz integral
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/4 cucharadita de levadura royal
  • 75 gramos de mantequilla atemperada
  • 50 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 plátanos pochos machacados con un tenedor
  • (Chocolate negro partido, al gusto y opcional)

 

Instrucciones

Precalentar el horno a 180 grados.

En un bol, se mezclan las harina, sal, bicarbonato de sodio y baking powder.

En otro bol, se bate la mantequilla y el azúcar.

A continuación, verter la mezcla de harina en la mezcla de mantequilla y batir.

Ahora se añaden los huevos uno a uno y se baten.

Finalmente, se agrega el puré de plátano y se mezcla.

(Aquí añado unos 120 gramos de chocolate negro partido en trocitos porque si no mi hija pequeña ni olería el bizcocho)

Se vierte en un molde de plum cake con papel de cocina unos 45 – 55 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro del pan salga limpio.