0

Trail mix cookies (para María)

Trail mix cookies

Por favor no me dejéis sola con una bolsa de frutos secos en ninguna caminata. Con la excusa de lo buenas que son para la salud, al poco me iré rezagando mientras intento picar y caminar sin tropezar, finalmente me caeré pero, lo más importante, rebuscaré hasta la última avellana y nuez, dejando sólo las pasas. Mejor comer galletas Trail Mix.

Las galletas Trail Mix son suaves y están cargadas de avena con una interesante mezcla de salado-dulce, con nueces y frutos secos y también chocolate. No vayan a ser demasiado sanas… Son también la mejor motivación posible para ir de excursión aunque no hace falta tener excusas para hacerlas.

No son galletas crujientes, si no estilo americanas. Algún día encontraré una buena traducción para la palabra “chewy” que no sea “masticable”, que parece que te estás refiriendo a una aspirina y no a una jugosa galleta que no te parte la mandíbula.

1 vaso de copos de avena
1/2 vaso de harina de trigo integral
1/4 vaso de harina de trigo normal
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de canela
1/4 cucharadita de bicarbonato
110 gramos de mantequilla derretida y enfriada (para no manchar tanto se puede derretir directamente en un bol grande)
1 huevo tamaño L
2 cucharaditas de vainilla
1 vaso de azúcar morena
1/2 vaso de pasas o arándanos secos (opcional)
1/2 vaso de pipas peladas
1/4 vaso de nueces o almendras en trozos (siempre sabrá mejor si previamente se tuestan al horno)
1/4 vaso de chips de chocolate

(el vaso es igual a un “cup” americano, como un chato de vino)

Precalentar el horno a 180 grados
En un bol, se mezclan las harinas, bicarbonato, canela y avena.
En el bol grande, se mezcla con unas varillas la mantequilla con el huevo y la vainilla. Se incorpora el azúcar hasta que no queden grandes pegotones.
Se añade la mezcla de harinas mezclando lo justo (el bicarbonato dejaría de hacer efecto se se mezcla de más)
Con la ayuda de una cuchara de helado, hay que poner bolas en la bandeja separadas unos 4 cm entre sí.
Se hornean unos 12 a 16 minutos, cuando empiezan a dorarse pero están todavía bastante blanditas y sin hacer (se harán un poco más mientras se enfrían en la bandeja).

Se pueden congelar antes de hornear.

0

Galletas para recordar el verano

Las vacaciones de verano se han quedado en lo más profundo de mi memoria, pero hace poco hice unas galletas que me recuerdan mucho a esos días.
Fueron unas vacaciones curiosas con dos niñas reclamando mucha atención. Tuvimos momentos desesperantes cuando lo único que queríamos hacer era tirarnos en la hamaca a leer pero había que meterse en la piscina con una, evitar que la otra se bebiera a chorros la crema solar, dormir a una y dar de comer a otra… Luego había otros momentos en los que se nos saltaban las lágrimas con alguna ocurrencia o nos mirábamos alucinados por la suerte que tenemos.
Estuvimos los cuatro en Francia unos días, impresionados con la belleza de sus pueblos y campos. Pero también aprovechamos la ocasión para dar buena cuenta de uno de los estandartes franceses: la pastelería y panadería! No entiendo cómo en un país como España en el que se come tanto pan, se puede vender uno tan malo… Peor que los tomates de corcho que nos zampamos. Pero este asunto lo resumió mejor hace tiempo mi admiradísimo Comidista.
¿Y la pastelería? Pains au chocolat pringosos de la mantequilla que desbordan, chocolates intensos, croissants deliciosos y ligeros a la vez y ni rastro de esa especie de gelatina nauseabunda que cubre todos los bollos en España.
Así que aquí dejo una receta de unas riquísimas galletas con trozos de chocolate negro y avellanas como las que habíamos disfrutado en Francia.
Si te gustan las avellanas entonces estas galletas son sin duda un acierto. En casa, hemos llegado a la conclusión de que esta podría ser nuestra receta de la galleta favorita hasta ahora!
La mitad de las avellanas está finamente picada para mantener la galleta compacta y aportar consistencia y la otra mitad está apenas troceada por lo que encontrarás grandes trozos de avellana en cada bocado. Cuando se combina con trozos de chocolate negro y una pizca de sal marina ya es de las mejores galletas que he probado nunca.

galletas con trozos de chocolate negro, avellanas y sal marina
18-20 galletas

Ingredientes
• 1/ 2 barra de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente (no meter en el micro para derretir!)
• 3/4 taza de azúcar moreno (95 gramos)
• 2 cucharadas de azúcar blanquilla
• 1 huevo grande
• 1 cucharadita de extracto de vainilla
• 1 1/4 tazas de harina normal (160 gramos)
• 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
• 1/4 cucharadita de sal
• 1 taza de trozos de chocolate negro
• 1 taza de avellanas tostadas, la mitad troceada y la otra mitad picada finamente. (Hay que meter media taza de avellanas en una bolsa y machacarlas con el rodillo hasta que quede picadito; la otra mitad se mete en la bolsa y se parte sin más)
• sal marina

Instrucciones
1. Precalentar el horno a 180º. Cubrir la bandeja con silpat o con papel de horno (dejar fuera del horno).
2. Batir por un lado la mantequilla y el azúcar a mano o con una batidora de mano hasta que la mezcla esté suave y esponjosa (unos pocos minutos).
3. Añadir el huevo y la vainilla y batir para incorporar durante aproximadamente 1 minuto.
4. En otro tazón, mezclar la harina, el bicarbonato y la ¼ cucharadita de sal. Volcar la mezcla en la mezcla de mantequilla/azúcar y mezclar hasta que todo esté bien combinado. Se puede empezar a mezclar con la batidora de mano y termina a mano (con una lengua de silicona)
5. Añadir los trozos de chocolate y las avellanas. Mezclar bien.
6. Sacar bolas de galleta con una cuchara (yo utilizo una cuchara para servir helados para que salgan redonditas y siempre iguales) y colocar sobre la bandeja del horno. Hay que dejar unos 4 cm entre cada bola de masa. Luego espolvorear cada bola con un poquito de sal marina.
7. Hornear durante 17-20 minutos. Las galletas están listas cuando empiezan los bordes a dorarse. Quedarán un poco blanditas por dentro, pero es que no son crujientes!
8. Dejar enfriar las galletas en la bandeja para hornear durante 3-5 minutos y luego transferir a una rejilla para enfriar.