1

Corona navideña

Debo ser de las pocas personas que están contentas con este progresivo adelantamiento de la Navidad que nos están haciendo. Yo podría estar desde octubre hasta febrero escuchando canciones navideñas y con las lucecitas en las calles.
Menos mal que la mercantilización de estas fechas me permite seguir en mi habitual oposición a todo lo religioso y dejarme llevar por la Navidad, pero la Navidad de Papá Noel, de los renos, la nieve y los regalos.

Para hacer esta corona navideña, sólo hace falta:
-una corona de porexpan (que no poliespan que es como lo llama mucha gente) del tamaño deseado.
-un rotulador dorado o marrón oscuro
-una pistola de pegamento termofusible (son súper baratas y muy útiles)
-una bolsa de avellanas (queda aún mejor con bellotas que se pueden recoger en el bosque y así no malgastamos comida pero cuando la hice no tenía a mano un bosque y sí unas avellanas del año de Mari castaña).
-un lazo para colgarlo de la pared.

Es mejor ir pegando las avellanas sólo a un lado de la corona para que quede plano contra la puerta. Se pueden pegar en filas como lo hice yo o de forma aleatoria.

Llevo unas 30 avellanas... sólo quedan otras 100...!

Llevo unas 30 avellanas… sólo quedan otras 100…!

Corona navideña de avellanas

Corona navideña de avellanas

También queda muy bien si añadimos piñas pequeñas y otros elementos. Ah y si la hacemos con bellotas recogidas del bosque, os recomiendo pasarlas por el horno unos 15 minutos a 180 grados para secarlas por completo y matar cualquier bicho que pueda estar de okupa. También es buena idea separar las bellotas de sus capuchones y pegarlas con la pistola para que no se despeguen más adelante.
También os dejo alguna otra idea de decoración que se me ha ocurrido. 2 arbolitos: uno de washi tape para poner en una ventana o en la puerta y otro hecho con una percha de tintorería y unos cierres de bolsa.

También paso un un link al arbolito de washi tape que utilizamos en nuestro stand de SUIKER en el IT Market el 21 de diciembre 

 

20131205-230705.jpg

20131205-230729.jpg

Anuncios
Imagen
1

Fanstasmas de Marshmallow

Para la clase de Olivia tenía que hacer fantasmas de marshmallows. Creo que la idea realmente era pinchar unos marshmallows y pintarles ojos pero me gustan los retos (confieso que compré un paquete por si acaso no funcionaba). Busqué varias recetas por internet pero había pocas que utilizaban una manga pastelera para hacer la forma de fantasma y lo de hacerlos y cortarlos no me convencía mucho. Así que combiné varias recetas y el resultado es éste! Espectacular o no?!

Dulces de Halloween:  Fantasmas de marshmallow (Marshmallow Ghosts)

Dulces de Halloween: Fantasmas de marshmallow (Marshmallow Ghosts)

Receta:
Fantasmas Marshmallow
Para unos 24 fantasmas
Ingredientes
• 2 cucharaditas y media de gelatina neutral (como medio paquete de Royal)
• 75ml de agua fría (1/3 taza)
• 1 taza de azúcar
• 50 ml de agua (1/4 taza)
• 1 cucharada de vainilla
• 1/4 taza de azúcar glace
• 1/4 taza de maicena
• Rotulador negro con tinta comestible

Hace falta un termómetro, una batidora potente y manga pastelera con punta redonda grande. También es muy importante para esta receta tener todo listo porque hay un par de puntos críticos: el caramelo no va a esperar y la crema de marshmallow (fluff) se endurece rápidamente…

Instrucciones

-Primero preparas la manga pastelera con una punta redonda grande y una bandeja con papel de horno con un poco de aceite de girasol (esparcido con un papel de cocina).
-Pones el agua fría en el recipiente de una batidora eléctrica y espolvoreas la gelatina dejándolo reposar durante unos 10 minutos (mientras haces el siguiente paso).
Mientras tanto, pones la 1/4 taza de agua y el azúcar a hervir en una cacerola. Se mezcla con unas varillas y se deja hervir hasta que llegue a unos 115º C (se llama “punto bola floja”). Tarda bastante en hervir a esta temperatura así que paciencia.
Punto bola blanda

Retiras del fuego y pones en marcha la batidora a velocidad baja y lo viertes sobre la mezcla de gelatina (ojo con no dejarlo tocar las paredes de la batidora porque se endurece enseguida). Bates a velocidad media/alta durante 8 a 10 minutos hasta que se formen picos (un poco como el merengue). Hacia el final, se añade la vainilla y se mezcla unos 10 segundos más. (con esencia de menta también están buenísimos)
Crema de marshmallow

Ahora hay que meter la crema en la manga pastelera (es súper pringoso) y haces los fantasmas formando una primera base y levantas despacito… Los primeros salen deformes pero vas mejorando. Hay que hacerlos todos de una vez porque la crema se va endureciendo. Se dejan reposar un par de horas.
Se mezcla el azúcar glace con la maicena y se espolvorea por encima y por todos lados de los fantasmillas. Si se han pegado un poco al papel, hay que tener cuidado de no romperlos pero salen bien.
Por último, con el rotulador pintas los ojos y la boca.
A disfrutar!
Sanos-sanos no son, pero no son tan malos como pensaba y por lo menos no tienen conservantes (por lo que duran sólo un par de días).