0

Tortitas de calabaza sin gluten

Tortitas de calabaza sin gluten

Otoño es temporada de calabaza. Y aunque técnicamente todavía era verano, esas frías mañanas de primeros de septiembre me hacían pensar en canela, gengibre, nuez moscada y pimienta jamaicana. Asi que por la noche hice  crema de calabaza, y reservé una parte para tener para las tortitas de la mañana. Están tan buenas que lo mejor es hacer una doble ración y congelar algunas. Por la mañana sacas alguna la metes en la tostadora y listo!

Utilizo avena (certificada sin gluten) que muelo en el momento. Son integrales y tienen un sabor suave y dulce.

Antes

Después

La avena además de ser una excelente fuente de fibra, también reduce los niveles de colesterol. Tiene un alto contenido en proteínas y grasas saludables y su aporte de carbohidratos es más bajo que el de la mayoría de otros cereales integrales.

Segun algunos estudios, el betaglucano presente en la avena mejora de forma significativa la respuesta del sistema inmunológico a infecciones bacterianas. Varios estudios también muestran que el betaglucano tiene efectos beneficiosos sobre la diabetes, manteniendo los niveles de azúcar más estables.

(Fuente:Whole foods avena)

RECETA

INGREDIENTES

1 taza de puré de calabaza

60 ml de leche

2 cucharadas de mantequilla derretida

1 cucharada de zumo de limón

1 cucharadita de miel

1 cucharadita de vainilla

2 huevos

130 gramos de harina de avena (para hacer tu propia harina de avena solo hay que procesar avena tradicional hasta conseguir una harina fina)

½ cucharadita de bicarbonato de sodio

½ cucharadita de sal

½ cucharadita de canela molida

½ cucharadita de jengibre molido

¼ de cucharadita de nuez moscada

¼ cucharadita de clavo molido o pimienta de Jamaica

INSTRUCCIONES

En un bol pequeño, se mezcla el puré de calabaza, la leche, la mantequilla, la vainilla el zumo de limón y la miel. Luego se añaden los huevos y se bate todo.

Por otra parte en un bol mediano, se mezcla la harina de avena, el bicarbonato, la sal y las especias.

Se hace un hueco en el centro de los ingredientes secos y se vierten los ingredientes húmedos. Con una cuchara grande, se mezcla todo pero sin pasarse (puede quedar algún grumillo) Ahora hay que dejar la mezcla reposar unos 10 minutos (mientras te tomas un café…).

Ahora hay que calentar una sartén a fuego medio. También se puede hacer en plancha eléctrica a 170 grados. Se pone una nuez de mantequilla (o un poco de aceite de coco) y una vez que empiece a chisporrotear, con un cucharón como para servir la sopa, se va vertiendo la masa, haciendo tortitas pequeñas. En unos 3 minutos se empiezan a formar burbujas en la superficie y se voltean. El otro lado se hará en unos 90 segundos.

Vuelta!!!!

Según van saliendo, las voy metiendo en un plato en el horno a baja temperatura.

Servir con jarabe de arce o miel