0

Cómo llevar 50 cupcakes a una fiesta o quién me manda meterme en esto…

Me comprometí el otro día a llevar 50 cupcakes a un evento. Hacerlos es una cosa, decorarlos con un frosting sencillo otra, pero es que bajarlos a la calle, caminar hasta el coche, meterlos en el maletero, transportarlos 10 km, etc. sin que acabaran como una película de Tarantino era lo que más me agobiaba.

Hasta que el frutero me salvó la vida. Tengo bandejas chulísimas para llevar cupcakes pero no dan para tanto. Ahora si tengo que hacer un montón de galletas, pasteles, sandwiches, lo que sea, me paso por la frutería más cercana y le pido unas cuantas cajas y listo!

20150122-152516-55516511.jpg

1

Ingredientes secretos

Yo no iba a ser esa madre. No, yo no iba a tener que buscar tretas para que mis hijos comieran verduras. Hasta los 2 años, Olivia se comía los purés a cucharadas pero luego ya vino la fuerza del “no” y las temidas palabras “no me gustan las verduras”. Horror! Yo que sueño con coles de Bruselas y brócoli, no puedo tener una hija que diga que no le gustan las verduras…  5 raciones de frutas y verduras al día? El kétchup y la mermelada cuentan verdad?

Y luego vino Amelia, que no es que ya no le gustaran las verduras, es que no le gustaba nada de nada. Pero bueno, esa es otra historia.

Así es que me puse la busca de recetas en las que puedo colarles verduras. Y estos brownies contienen medio vaso espinacas cocidas y medio vaso de zanahorias (o calabaza) cocidas! Y juro que no se nota nada. Es que además están buenos! Además, no llevan mantequilla y sólo contiene claras de huevo así que casi no tienen colesterol. No es el típico brownie meloso si no que parece más bizcocho, pero hay que probarlo. Yo lo hago con harina de avena (certificada sin gluten) para que no tenga gluten pero se puede utilizar la misma medida de harina de trigo.

Sé que no es la mejor manera de que se amplíen sus paladares y que aprecien las verduras en todo su esplendor pero cuando tu hijo está en racha de sólo comer arroz blanco y macarrones sin salsa, te desesperas un poco no?

Por cierto, hay que dejar que se enfríen completamente para que no sobresalga el sabor de las verduras.

Ingredientes
85 gramos de chocolate negro

120 gramos de puré de zanahoria (o calabaza)

120 gramos de puré de espinacas
100 gramos de azúcar de caña integral
25 gramos de cacao en polvo
28 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharaditas de extracto de vainilla
2 claras de huevo grandes
85 gramos de harina de avena sin gluten (también se puede hacer con harina de trigo)
1/2 cucharadita de bicarbonato Royal
1/2 cucharadita de sal

instrucciones
Precalentar el horno a 180°. Untar un poco de mantequilla en el molde.

Fundir el chocolate al baño maría o en un cazo a baja temperatura (el chocolate se quema con facilidad).

En un bol grande, se combina el chocolate derretido, los purés de verduras, el azúcar, el cacao en polvo, la margarina y la vainilla. Se bate hasta que esté suave y cremoso, de 1 a 2 minutos.

Ahora se añaden las claras de huevo que se baten bien (mejor con varillas). Finalmente se incorpora con una cuchara de madera la harina, el bicarbonato y la sal.

Se vierte la mezcla en el molde y se hornea unos 35 minutos. Antes de cortar en bloquecitos se deja enfriar completamente en el molde.
brownie con sorpresa

0

16 cosas que debemos decir a nuestros hijos

Con nuestro día a día a veces es fácil olvidarse de realmente “hablar” a nuestros hijos. Así que este post es un poco más de mamá que de craft pero leí un artículo el otro día que me pareció importante compartir. Esperemos que os guste tanto como a mí y que os anime a poner algunas cosas en práctica.
{16 cosas que debemos decir a nuestros hijos}
1. ¡Te quiero! Nada de lo que hagas o digas o pienses va a cambiar eso.
2. ¡Eres increíble! Te miro y alucino. No sólo lo que haces, sino lo que eres. No hay nadie como tú. ¡Nadie!
3. No pasa nada por llorar. Lloramos porque estamos tristes, alegres, preocupados, enfadados, asustados o solos. Yo también lloro.
4. Has cometido un error y estuvo mal. La gente comete errores. ¿Lo podemos arreglar? Sé que lo sientes y te perdono.
5. Lo siento. Perdóname. Me he equivocado.
6. Hiciste lo correcto. No fue fácil, pero lo hiciste. Estoy orgullosa de ti, y tú también puedes estar orgullosa de ti misma.
7. Puedes cambiar de opinión. Es bueno tomar una decisión, pero también está muy bien dudar y cambiar de opinión.
8. ¡Qué buena idea! ¿Cómo se te ocurrió? Cuéntame más.
9. ¡Qué generosa! Has hecho algo bueno para otra persona.
10. Puedo esperar. Tenemos tiempo. No hay por qué darse prisa siempre.
11. ¿Qué te gustaría hacer? Eliges tú.
12. Cuéntame. Voy a escucharte.
13. No me voy a ir sin decir adiós.
14. Por favor y gracias. Son palabras importantes. Si me olvido de decirlas, recuérdamelo.
15. Te ayudo. Estoy para lo que me necesites. A lo mejor puedes hacerlo sola, pero estoy encantada de ayudarte.
16. ¿Con qué sueñas? Me encanta hablar de tus deseos y tus sueños.

20130719-003854.jpg

0

Glinda la Bruja Buena

El domingo fue el cumpleaños de O. Hacía semanas que me había dicho que quería un pastel con Dora, Peppa Pig, la bruja buena del Mago de Oz, Campanilla, Wendy y además, su hermana pequeña (?!?). No me vi con fuerzas de hacer semejante collage de personajes de fondant, así que le dije que había que limitarse sólo a uno. Al final eligió Glinda la Bruja Buena. El Mago de Oz es una película que por lo que oigo no ha gozado nunca de excesiva popularidad en España, pero en Estados Unidos no hay nadie quien no la haya visto veinte veces y se sepa las canciones de memoria. Hay escenas que dan un poco de miedo pero a O. le ha encantado. De hecho, casi le doy un infarto cuando al día siguiente de verla por primera vez, me puse una mascarilla de arcilla verde y fui a asustarla. Trauma de por vida asegurado, pero hay que tomarles un poco el pelo, no?

El pastel es de chocolate (Devil’s Food) y la cobertura es un ganache muy sencillo pero riquísimo.

Aquí tenéis unas fotos de cómo quedó. También dejo una foto de una opción de picoteo súper sano. La receta del pastel, otro día.ImageImage